Negritos, historia viva por redescubrir

En octubre cumplirá 81 años de creación política

Foto: César A. Masías.

Foto: César A. Masías.

  • Cuando llega el verano, la mayoría de los talareños elige al distrito de La Brea-Negritos como uno de los destinos predilectos para atenuar el calor. Pero Negritos es mucho más que sus playas bonitas,  pues en sus tierras yace la historia de aquellos que estuvieron por esa zona miles de años antes
Sea por la cercanía o por lo atractivas que son sus playas, cada fin de semana de la temporada de verano llegan al distrito talareño turistas nacionales y extranjeros, quizá para degustar los distintos platillos a base de pescado que se ofrecen en los restaurantes del lugar o para alcanzar el tan ansiado bronceado y terminar deleitándose por un cálido atardecer. Sin duda, muchos de esos visitantes desconocen que La Brea-Negritos puede ofrecer mucho más que eso.
 
Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei), Negritos cuenta con una superficie de 692,96 kilómetros cuadrados y una población de 12 mil 240 habitantes. Su creación política data del 31 de octubre de 1932, mediante Ley No. 2672. Y tan igual como Talara, capital de la provincia, es una zona petrolera, razón por la cual empresas extractoras del oro negro se han establecido.
 
Algunas de esas compañías petroleras ocupan zonas que deberían estar bajo la supervisión de alguna entidad estatal, como el Ministerio de Cultura o de la Municipalidad de La Brea-Negritos, pero la intervención por parte de las autoridades locales o nacionales es nula. Y si se quiere preservar la prueba de que alguna vez existió un bosque tropical en el Eocéno Inferior por ésta parte de Sudamérica y que millones de años antes ocupó gran parte de ese territorio, se debería desarrollar las acciones necesarias para lograrlo.
“El INC -Ministerio de Cultura- está enterado que por aquí (Negritos) tenemos el bosque petrificado y la Reserva de Conchalito. Representantes han visitado la zona, pero nada más”, con esas palabras el asistente del área de Turismo de la comuna negriteña, Luis Jerson Córdova Valencia, confirma el poco interés que aparentemente tienen las personas que se supone velan por la diversidad cultural de nuestro país. Asimismo, Córdova resalta la idea de que “algunas veces es favorable la presencia como Graña y Montero, que tiene en concesión la zona donde se encuentra el bosque petrificado, ya que no permite el ingreso de desconocidos”.


Y es que uno de los problemas con los que debe lidiar la oficina de Turismo es la presencia de los ‘canteros’ , personas que acuden al sitio en busca de piedras y arena de construcción y que no son conscientes del verdadero valor que tiene para Negritos la presencia de un bosque petrificado. “El Gobierno distrital busca explotar turísticamente algo más que las playas”, asevera Córdova Valencia.

Otro de los problemas es la lentitud en los procesos que se desarrollan en la actualidad para lograr la intangibilidad de las zonas, como el Bosque petrificado o las Pampas de La Brea. “Es un proceso lento que está a cargo de las áreas de Asesoramiento y de Turismo de la Municipalidad”, afirma Jerson Córdova.

Esqueleto de ballenato hallado en el 2004. Foto: César A. Masías.

Pero no todo son problemas, es satisfactorio comprobar que son los mismo pobladores negriteños  los interesados en que se sepa algo más que de sus playas o su gastronomía. Prueba de ello es que en los dos meses (de octubre a diciembre) que duró la exhibición del esqueleto de un ballenato que varó en el 2004 en el malecón de La Draga asistieron cerca de mil personas interesadas en  la riqueza marina que guarda en sus aguas la costa del mar de Grau.

Entre los atractivos que pueden ser visitados en cualquier época del año están: el Bosque petrificado, que presenta troncos de árboles de más de cuatro metros de largo y que tienen un promedio de 45 millones de años; las Pampas de La Brea, lugar en donde se han encontrado restos de animales prehistóricos, como el tigre dientes de sable; la Reserva de Conchalito,  que demuestra que los Tallanes también llegaron por esa zona; el muelle artesanal, construido en el 2002; Punta Balcones, la punta más occidental de América del Sur; y Punta Pariñas, más conocida por los lugareños como “el faro”.

Ceramios Tallanes – Foto: César A. Masías.

Los buenos deseos son válidos y los esfuerzos por hacerlos realidad lo son aún más. Es así que a lo largo del año pasado se organizaron visitas turísticas a las diferentes áreas paleontológicas con estudiantes de colegios talareños, paiteños y piuranos. Pero es necesario no solo pensar en aquellos turistas que cuentan con automóvil particular, pues se piensa lanzar en las próximas semanas circuitos de recorrido por las distintas zonas no pensados en el público que no tiene movilidad propia.


Cabe preguntarse por el origen de tanta riqueza petrolera. Como se sabe el petróleo se origina de restos fósiles y solo basta recorrer los alrededores del distrito para descubrir que Negritos no solo es rico en reservas de crudo, sino que también puede ser un lugar de estudio para paleontólogos e historiadores y un destino que puede recorrer todo peruano interesado en conocer algo más que las playas norteñas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s