Buscan en todo el mundo dinero de Alberto Fujimori

NACIONALES

_________________________________________________________________________________

larepublica.pe (Ángel Páez y María Elena Hidalgo):                No importa dónde se encuentre. La Procuraduría Anticorrupción se ha propuesto ubicar el dinero que se atribuye al ex presidente Alberto Fujimori haber amasado durante su mandato, y que muy probablemente esté oculto en cuentas de sus familiares o más cercanos colaboradores de origen japonés.

El propósito de la Procuraduría Anticorrupción es cobrar los 27 millones que por mandato judicial debe abonar Fujimori como reparación al Estado, afectado por los actos de corrupción ordenados o ejecutados por el ex presidente.

La investigación consiste en identificar a todos los familiares de Fujimori que directa o indirectamente están vinculados con movimientos bancarios efectuados por el ex jefe de Estado y también a las personas que hicieron las transacciones a nombre de este.

El énfasis será aplicado a aquellas personas que manifiestan un probable desbalance patrimonial, originado por la administración de dinero de origen sospechoso; o se encuentran enjuiciadas por actos de corrupción y se encuentran en condición de prófugas.

“La estrategia de la Procuraduría es investigar a los hermanos y demás familiares de Fujimori y seguir la ruta del dinero”, dijo a La República el procurador Julio Arbizu González.

REFUGIO NIPÓN

“Está probado que Fujimori trajinaba dinero en efectivo para no dejar huellas, por eso no hay cuentas bancarias a su nombre. Pero hay varias personas relacionadas con Fujimori vinculadas con cuentas y transacciones sospechosas”, dijo Arbizu.

La autoridad anticorrupción precisó que los abogados de la Procuraduría acopian información sobre todas las cuentas en el Perú y en el extranjero que están a nombre de los familiares de Fujimori y de sus allegados más íntimos, que surgieron durante las investigaciones fiscales y procesos judiciales desde el 2001 hasta la actualidad. En muchos casos las autoridades detectaron las cuentas, pero raramente solicitaron el levantamiento del secreto bancario, o cuando lo hicieron, las entidades se negaron a hacerlo. Con el tiempo, estas restricciones han sido superadas.

“Varios de los investigados se ocultan en Japón y han adoptado la nacionalidad de ese país. Esto dificultará pero no impedirá que accionemos lo necesario para obtener la información. Nos asesorará una institución de Suiza para recuperar el dinero producto de la corrupción. Hemos firmado un convenio con esa finalidad”, apuntó el procurador Arbizu.

Rosa Fujimori y su esposo Víctor Aritomi escaparon del Perú ni bien cayó el gobierno fujimorista. Ella está enjuiciada por apropiarse de las donaciones japonesas en dinero y el Ministerio Público sospecha que su esposo aprovechaba su condición de embajador en Japón para trajinar dinero en efectivo en la valija diplomática. La pareja manejaba cuentas en el Bank of Tokyo, Banco Do Brasil, Union Bank of Switzerland (UBS), Dai Ichi Bank y Chase Manhattan Bank, entre otros. Ambos son prófugos de la justicia.

Las cuentas de Rosa Fujimori y Víctor Aritomi están íntimamente vinculadas con movimientos bancarios a nombre de Alberto Fujimori. Por ejemplo, el 26 de setiembre de 1996, Rosa extendió un cheque a Alberto por 150 mil dólares, que salieron de sus cuentas del NBK Bank, de Lima, en las cuales ocultaba las donaciones japonesas desviadas para provecho propio, según las autoridades anticorrupción.

RETRATO DE FAMILIA

Pedro Fujimori Fujimori, hermano del ex mandatario, también está relacionado con las cuentas corruptas de Rosa. Las hijas de Pedro, Iliana y Natalia, en enero del 2000, antes del fin del gobierno, adquirieron cinco propiedades al ex ministro fujimorista Antonio Páucar Carbajal, compañero de carpeta de Alberto Fujimori en la Gran Unidad Escolar Alfonso Ugarte y hermano del comandante EP (r) Roberto Páucar Carbajal, uno de los gestores del Grupo de Análisis del que surgiría el Destacamento Colina.

El 9 noviembre de 1998, en una demostración de extrema confianza con su hermano Pedro, le otorgó un poder para que en su nombre vendiera el inmueble que poseía en el Pasaje Pinerolo, en Surco, operación que se concretó mediante un esquema sospechoso.

Además, Rosa Fujimori mantenía una cuenta mancomunada con el ex presidente de la compañía de seguros Popular y Porvenir Augusto Miyagusuku Miagui, al mismo tiempo que este administraba las ONGs de la familia Fujimori,  “Apenkai” y “Aken”. Las donaciones japonesas que llegaban para ambas organizaciones Rosa Fujimori y Augusto Miyagusuku las transferían a cuentas secretas a plazo fijo en el Bank of America y Union Bank of Switzerland (UBS), como está probado documentalmente. También se han descubierto transferencias del dinero de las donaciones a nombre de los hijos de Miyagusuku,  Alexander, Marco, Martín y Patricia. El amigo íntimo de Fujimori es otro prófugo de la justicia.

Augusto Miyagusuku actuaba como testaferro de Fujimori. Él y sus hijos están no habidos. La Procuraduría ha pedido ante el Poder Judicial la pérdida de  dominio de sus propiedades”, explicó Julio Arbizu.

CÍRCULO ÍNTIMO

Keiko y Sachi Fujimori Higuchi, cuando recibieron el dinero de su padre Alberto como producto de la venta de la propiedad del Pasaje Pinerolo, depositaron una buena parte a plazo fijo en el Citibank por 247 mil 375 dólares. No gastaron la suma en las universidades de Estados Unidos, como había declarado la candidata fujimorista.

Por la misma venta del inmueble, Fujimori entregó a sus hijos Hiro y Kenji dinero para que cubrieran sus gastos estudiantiles en el extranjero. Pero las autoridades descubrieron que los 167 mil 375 dólares de Hiro y Kenji fueron depositados a nombre de Víctor Aritomi en el Chase Manhattan Bank, de Nueva York, y este a su vez la transfirió a una de sus cuentas corruptas en el Banco Do Brasil, filial Panamá.

La Fiscalía de la Nación declaró prescrito el caso del financiamiento de los estudios de los hijos de Fujimori, pero el procurador Julio Arbizu precisó que con la aparición de nuevos elementos se puede reabrir la investigación.

Lo mismo sucede con Juana Fujimori de Kagami, que logró que el Poder Judicial declarara  prescrito el proceso por el desvío de las donaciones japonesas. Ella y sus hijas Rumy y Jenny aparecen relacionadas con sospechosas transferencias bancarias y con la compra de una vivienda en Surco, habitada en la actualidad por Keiko Fujimori.

El espectro de la investigación de la Procuraduría Anticorrupción alcanza a colaboradores de confianza del ex jefe de Estado como el ex secretario de la Presidencia José Kamiya Teruya. Kamiya está relacionado con el cobro de cheques a nombre del ex mandatario y con transferencias de Rosa Fujimori en el Banco Do Brasil.

Otro personaje de importancia es Manuel Fukushima Nakashima. El 12 de diciembre del 2000, poco después del derrumbe del gobierno fujimorista, Fukushima constituyó la empresa “Inca Stone”. Aparecen como socios los mismos personajes relacionados con las cuentas bancarias con fondos ilícitos: Pedro Aritomi Aritomi y Antonio Páucar Carbajal. Pedro Aritomi es hermano por parte de padre del ex embajador del Perú en Japón.

Manuel Fukushima es íntimo amigo de Víctor Aritomi, con quien laboró en la compañía japonesa de electrodomésticos National. Aritomi llevó a Fukushima a trabajar en Palacio de Gobierno, donde procesaba las donaciones que recibía la Presidencia.

Cuando Víctor Aritomi y Rosa Fujimori escaparon del Perú entregaron un poder a Manuel Fukushima para que retirara el dinero que les quedaba de sus cuentas en el NBK y lo transfiriera a Japón.

“Nuestra investigación abarcará a toda la familia y a todo  fujimorista  que esté vinculado con las cuentas”, señaló el procurador Julio Arbizu.

LA PISTA DE LOS TRAFICANTES

Uno de los filones trascendentales de la investigación de la Procuraduría Anticorrupción es el nexo que tenían los traficantes de armas Moshe Rothschild Chassin, Enrique Benavides Morales y Zvi Sudit Wasserman.

La Procuraduría cuenta con información de colaboradores eficaces que dan fe de que Rosa y Juana Fujimori recibían donativos de hasta 30 mil dólares mensuales de Benavides y Rothschild. Estos personajes son prófugos de la justicia.

Por cierto, Vladimiro Montesinos ha declarado judicialmente que Moisés Sudit Golergant, hijo del traficante de armas Zvi Sudit, pagaba los estudios de los hijos de Fujimori como contraprestación por la compra de equipo  militar. Moisés Sudit es profesor en la University of Buffalo, Nueva York.

El traficante Enrique Benavides le compró a Juana Fujimori un inmueble en la calle Esperanza, Miraflores. Este hecho confirma la relación.

CLAVES

Durante el gobierno de Alan García se torpedearon las investigaciones de la Procuraduría Anticorrupción por razones políticas.

Como resultado, no se han encontrado expedientes y hay varios incompletos. Tampoco estaba actualizado el registro de los procesos judiciales.

La recuperación de la información es vital para la investigación de las cuentas de Fujimori y su círculo íntimo de colaboradores.

Foto: Diario La República.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s