Humareda de intenciones

César A. Masías
_________________________________________________________________________________
 

Ayer, en Talara, lo que iba a ser un simulacro de sismo y Tsunami se convirtió en una verdadera tragedia, a Dios gracias sin pérdidas humanas que lamentar. El protegonista, lamentablemente la Institución Educativa Federico Villarreal, uno de los colegios particulares más conocidos de la ciudad.

Pasadas las 10 y 30 de la mañana, los alumnos, profesores y demás trabajadores del colegio se encontraban en pleno ejercicio de preparación ante un terremoto cuando de pronto se oyó una explosión. Empezaba así el dantesco incendio que consumiera en poco más de una hora distintos ambientes del área administrativa del plantel educativo.

Testigos del momento afirmaron que antes de iniciarse la llamarada vieron salir raudamente a 3 sujetos sospechosos. Una de las secretarias dijo que el hecho había sido provocado porque antes de salir se tomaron las medidas necesarias del caso. Se presume también que el fuego empezó en un salón donde suelen reunirse los padres de familia que forman parte de la Apafa. Además, que 25 fueron los minutos que tardaron en apoyar la Capitanía y PetroPerú, pese a que se oían los gritos de desesperación de los estudiantes y trabajadores.

Si tomamos en cuenta la declaración de esa secretaria (que el incendio fue premeditado) es necesario preguntarse quién o quiénes son los beneficiados. Y es que la versión dada por la mujer tiene algo de lógica, pues se eligió el momento preciso para iniciar la tragedia, ya que las instalaciones se encontraban vacías debido al simulacro; asimismo, se ha quemado la parte del colegio más importante, porque son en las oficinas donde se suelen guardar documentos importantes (sean de la índole que sean); y un tercer punto es, ahora ya no hay excusa para que el Federico Villarreal se traslade al perímetro del excampo ferial de Talara.

Al parecer el hecho responde a intereses particulares de quienes buscaban desde un comienzo que la institución educativa pase a ocupar una zona que pertenece a todos los talareños. Responde a actos y deseos de personas sin escrúpulos, aunque ni tanto, porque al menos pensaron en las vidas de los jóvenes que asistieron como todos los días a sus clases.

Lo dicho antes es una posibilidad, así como que el incendio se provocó debido a algún despiste de uno de los trabajadores del colegio. Posibilidades que se cuelan en un ambiente de desgobierno, en una situación en la que unos sospechan de otros. Con todo ello no busquemos polarizar a la población. En Talara no existen bandos de ningún grupo, pues la gente se presta a lo que sea, siempre y cuando reciban beneficio alguno. No tomemos el tema como la herramienta que nos permita ‘influir’ en nuestros lectores o seguidores. Si la policía actúa como debe las investigaciones darán el resultado real de cómo, por qué y, lo más importante, nos enteraremos si el incendio del Villarreal tiene autor y actores que lo provocaron.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s