Nancy Obregón admitió en interrogatorios relación con narcotraficantes

NACIONALES

___________________________________________________________________________________________________________________________

larepublica.pe:         Después de cuatro días de duro interrogatorio, entre el 23 y el 27 de julio, Nancy Obregón Peralta no pudo desbaratar las evidencias y los testimonios que la División de Investigaciones Especiales de la Policía Antidrogas (Divinesp) entregó al fiscal Juan De La Cruz Aguilar para sustentar la acusación contra la exdirigente cocalera.

De acuerdo con las actas que registran las respuestas de Obregón, la excongresista nacionalista fue confrontada con los testimonios de testigos protegidos por la ley y con la información obtenida de la interceptación de sus comunicaciones con personas relacionadas con el narcotráfico y el terrorismo.

Además del fiscal De La Cruz, Obregón fue interrogada por la procuradora antidrogasSonia Medina Calvo y el procurador antiterrorista Juan Ríos Bartolo y por oficiales de la Divinesp que durante 17 meses investigaron a la dirigente conocida como “Mama Coca”.

“Se contradijo varias veces. Primero decía que no conocía a una persona, y luego aceptaba que sí. Le preguntábamos por un número telefónico de su propiedad y argumentaba que no recordaba que era suyo. Afirmaba que no había estado en determinado lugar, y luego que se le mostraban las evidencias de su viaje, terminaba por admitirlo. Llegó a decir que ni siquiera conocía de las actividades del padre de sus hijos, una persona que se encuentra prófuga de la justicia”, dijeron fuentes del Ministerio Público que participaron en el interrogatorio a Obregón.

LA MANO AMIGA

“¿Usted visitó en el penal de Tarapoto a Julio Benites Carlos y Teófilo Jara López? De ser así, ¿cuántas veces y en qué fechas?”, le preguntaron.

“Solamente visité a Julio Benites Carlos en el penal de Tarapoto cuando ya fue sentenciado. No recuerdo la fecha. No recuerdo si fui sola”, contestó.

Julio Benites Carlos y Teófilo Jara López son dos narcotraficantes que fueron detenidos por la policía en un terreno con dos pozas de maceración de droga, en Santa Rosa de Mishollo, Tocache, en el 2010. Benites y Jara dijeron a la policía que el dueño de la droga era Fabio Chávez Peralta, el padre de los hijos de Nancy Obregón, y que ésta y sus hermanas Sandra, Carla y Marleny eran parte de una organización del narcotráfico.

Durante el juicio, Benites y Jara se desdijeron y retiraron la acusación.

La policía descubrió que Nancy Obregón visitó a los narcotraficantes. Al ser preguntada sobre el punto, ella aceptó que acordó que les daría una mano a quienes en un principio la denunciaron y luego se retractaron.

“¿Usted lo visitó (a Julio Benites Carlos) en el penal de Tarapoto 15 días antes que dicten sentencia para indicarle que declare como en (el juzgado de) Tocache (cuando se retractó) y no como en (la base policial de) Santa Lucía (cuando acusó a Obregón y sus hermanas) (…)?”, le preguntaron.

“Efectivamente, lo visité una vez cuando ya estaban sentenciados, pero no le entregué dinero, ni le di instrucciones, y fue ahí cuando yo me comprometí a ayudarlos”, alegó Obregón.

De este modo Nancy Obregón admitió haber estado en contacto con dos narcotraficantes que primero la acusaron a ella, a su conviviente y a sus hermanas de producir drogas, y después cambiaron de versión, al parecer a cambio de dinero, según se consigna en el atestado policial. Lo que explica que luego la ex dirigente cocalera visitara a uno de ellos en la prisión para prometerles que los asistiría.

Hay más casos de relaciones con personas vinculadas con el tráfico de drogas.

ES MI AMIGO, PERO NO SÉ NADA

“¿Mantuvo comunicación telefónica o personal con Omar Perris García? De ser así, indique con qué frecuencia y el motivo de las mismas”, preguntaron a Obregón.

“Sí, en algunas oportunidades hemos tenido comunicaciones telefónicas. No recuerdo el motivo de las mismas”, contestó.

La policía le refrescó la memoria.

“¿Tiene conocimiento de que la persona de Omar Perris García se dedica al tráfico ilícito de drogas?”, le preguntaron.

“No tengo conocimiento. Lo único que sé es que está con unos amigos transportando madera y oro. Su mamá me comentó que estaba por la zona de Tambo Grande y que luego se iría a la zona del Vraem”, dijo Obregón.

“¿En alguna oportunidad le propuso Omar Perris hacer negocios en relación con la madera y el oro?”, insistieron los interrogadores.

“Sí, me propuso entrar en el negocio del oro, pero no recuerdo cuándo fue. No accedí porque no tenía capital”, arguyó.

Obregón negó las relaciones de Omar Perris con el narcotráfico, pero al aceptar que lo conocía, no tuvo más remedio que reconocer la vinculación de este con las drogas.

“¿Tiene conocimiento de que Omar Perris cuenta con antecedentes policiales o judiciales o estuvo recluido en algún penal por el delito de tráfico de drogas?”, le insistieron a la ex líder cocalera.

“Sí tengo conocimiento de que estuvo preso por tráfico de drogas junto con su hermano Daniel. Desconozco los hechos por los que fueron procesados y condenados”, aceptó.

En este momento, le preguntaron por el contenido de una conversación telefónica en clave interceptada por la policía, el 11 de febrero de este año, en la que negocian sobre presuntas exportaciones de droga a Europa.

“Dicha comunicación se realizó con Omar Perris, quien inicialmente me dijo para trabajar con madera y con oro, y solamente le informé que había otras personas que estaban interesadas en comprar y llevar oro para Europa, como no podían llevarla, tendría que ser en láminas dentro de (una) laptop”, respondió Nancy Obregón.

Primero dijo que no recordaba nada de lo que había hablado con Omar Perri, hasta que de pronto recuperó la memoria para admitir que dialogaron para negocios que la policía estima serían relacionados con las drogas.

Al notar que las autoridades contaban con numerosas conversaciones telefónicas suyas interceptadas por la policía, Nancy Obregón luego negaba todo.

“No recuerdo dicha conversación”, contestaba.

“Desconozco”, afirmaba.

RETRATO DE FAMILIA

“Ya no sé si ese era mi número de teléfono”, explicaba.

Sin embargo, en algunos casos no negaba rotundamente las relaciones de sus íntimos colaboradores con el crimen organizado.

“¿Tenía conocimiento de que Wilder Satalaya Apagüeño y su esposa Esperanza Morales Valdiviezo mantenían comunicación telefónica fluida con cabecillas terroristas de Sendero Luminoso del Vraem?”, le preguntaron. Satalaya y Morales son parte del entorno íntimo de Obregón.

“No tengo conocimiento”, alegó.

No lo negó. Simplemente, prefirió decir que nada sabía.

Actuó de igual modo cuando le preguntaron sobre las actividades de narcotráfico del padre de sus hijos.

“¿Tuvo conocimiento de que su exconviviente Fabio Chávez Peralta fue intervenido en marzo del 2010 en sus tierras con pozas de maceración y que se encuentra requisitoriado por tráfico de drogas?”, preguntaron las autoridades.

“No tomé conocimiento (del hecho)”, aseguró.

Pero la policía ha obtenido de las conversaciones telefónicas interceptadas de Nancy Obregón abundante evidencia de que conocía perfectamente el caso de Fabio Chávez y estaba al tanto de las acciones judiciales en contra de este por narcotráfico.

También trató de desvincularse de Wilder Satalaya Apagüeño, su brazo derecho, a quien la policía atribuye haberse reunido con el jefe senderista del Vraem, Víctor Quispe Palomino, “camarada José”, para enviar una columna terrorista al Huallaga con la finalidad de impedir la erradicación de las plantaciones de coca.

Le exhibieron numerosas conversaciones entre su número (998856924) y el de Wilder Satalaya (942042629), pero Obregón afirmó que no recordaba si había usado ese número o le había pertenecido, en un intento por destruir la evidencia.

Al final de los cuatro días de interrogatorio, la ex dirigente cocalera lanzó amenazas a las autoridades y policías: “A ustedes los voy a cagar tarde o temprano… Yo voy a salir libre de esta mierda”.

“No le quedó otro recurso que el insulto ante el cúmulo de evidencias que presentamos en su contra”, dijeron fuentes policiales relacionadas con el caso.

CLAVES

El caso Nancy Obregón estuvo a cargo de un grupo especial de la Divinesp de la Policía Antidrogas, integrado por los comandantes PNP Harvey Colchado Huamaní, “René”, y Walter Lozano Pajuelo, “Bica”, además del mayor Víctor Morales Aguayo. Estos oficiales participaron en la captura del senderista  Florindo Flores Hala, “camarada Artemio”.

El equipo  estuvo dirigido por los generales PNP Walter Sánchez Bermúdez, jefe del Frente Policial Huallaga, y  Vicente Romero Fernández, jefe de la Dirección Antidrogas (Dirandro).

El titular de la investigación es el fiscal Juan de la Cruz Aguilar, quien denunció por tráfico ilícito de drogas y colaboración con el terrorismo a Nancy Obregón Peralta y a otras 20 personas, entre las que figuran sus hermanos, familiares y cómplices.

Foto: Diario La República.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s